orbita online
Publicado el Martes, 28 de Diciembre del 2021 orbita online

Estas gafas ayudaron a un hombre ciego a volver a ver tras 40 años

  • orbita online

Administrator

340 Visitas
Tecnologia

Un novedoso tratamiento de GenSight Biologics ayudó a un paciente ciego a recuperar parcialmente la vista después de 40 años. Lo anterior se logró mediante terapia génica y unos lentes especializados. Estas gafas ayudaron a un hombre ciego a volver a ver después de 40 años.

El hombre se dio cuenta que había comenzado a ver de nuevo mientras daba un paseo y pudo distinguir de manera estática los pasos de la gente al rededor. Lo sorprendente es que su ceguera data de su época adolescente cuando comenzó a perder la vista debido a una enfermedad genética. La retinitis pigmenta, afecta al rededor de dos millones de personas al rededor del mundo.

Contrario a los pronósticos de la retinosis pigmentaria, en la cual los pacientes pierden paulatinamente la visión periférica, central y posteriormente quedan ciegos de por vida; el caso de este paciente no fue así.

Tratamiento de biotecnología y gafas especializadas

Lo anterior se debe a un tratamiento de terapia génica para alterar las células de los ojos y unas gafas especializadas para activarlas, de la empresa de biotecnología GenSight Biologics.

El método científico utilizado en este procedimiento tiene su origen en la naturaleza. Los científicos encargados de esta investigación descubrieron una proteína especial de las algas que reaccionan a la luz.

Posterior a este descubrimiento, comenzaron a realizarse experimentos en animales modificando genéticamente las células nerviosas para así volverlas fotosensibles en una técnica llamada optogenética.

Entonces mediante el uso de luz se pueden activar las células nerviosas del cerebro y observar su funcionamiento, para en dado caso, poder buscar una solución a la ceguera.

El procedimiento fue probado en la retina del paciente para hacerla sensible a la luz para después, con unas gafas y una cámara especial incorporada, transformar las imágenes del mundo en pulsos de luz ámbar directamente emitidos en el ojo.

Después de 7 meses el paciente pudo ser capaz de distinguir objetos y se espera que los resultados incrementen y mejoren. La técnica ya se encuentra probando en otros pacientes.