orbita online
Publicado el Viernes, 23 de Septiembre del 2022 orbita online

Alf: 36 años del alien que soñaba con comerse a su gato

  • orbita online

Administrator

185 Visitas
Actualidad

La serie del extraterrestre más querido de la televisión tuvo éxito y mucha polémica. 

Tom Patchett y Paul Fusco tenían en sus manos la historia de un extraterrestre divertido que adoraba comer gatos y que llegó al jardín de la casa de la familia Tanner para darle un enloquecido giro a sus vidas. No era como E.T. y no buscaba aterrar a nadie, pero logró convertirse en una serie y marcar a una generación en los 80.

Un 22 de septiembre de 1986 se estrenó el primer episodio en la televisión estadounidense (NBC). Alf caía por accidente en la Tierra tras escapar de la destrucción de su planeta Melmac. Los primeros capítulos mostraban a una criatura irónica, que amaba la cerveza y hasta hacia algunos chistes de doble sentido en el hogar que lo acogió casi a la fuerza.

La tensión y convivencia era el motor de la risa que, con el tiempo se fue suavizando para dar paso a una serie un poco más familiar. Alf ya no tenía tantas ganas de comerse a la mascota de la casa (el gato Suertudo) y mantenía una relación más cordial y tierna con los Tanner. Esa fórmula funcionó y la serie despegó en todo el mundo,Siempre se metía en problemas. Nunca salía de casa y en una ocasión fue descubierto por la señora Rachel Ochmonek, una vecina a la que siempre que podía le robaba pizza. También le encantaba hacer bromas por teléfono y su lugar favorito para escapar de la vista de las visitas era la cocina.

La serie fue protagonizada por Max Wright, como Willie Tanner y Anne Schedeen como su esposa Kate Tanner, Andrea Elson hizo el papel de Lynn y  Benji Gregory era Brian, los hijos de la pareja. El propio Paul Fusco hizo la voz del extraterrestre y Michu Meszaros, lo interpretó en las escenas en que caminaba.

Las duras jornadas de grabaciones

Aunque el humor destilaba con las ocurrencias de Alf frente a las cámaras, el rodaje de la serie fue siempre una tortura. Los actores pasaban horas repitiendo escenas y planos con una marioneta que se manejaba con titiriteros y controles especiales. A veces sobrepasaban las horas legales de trabajo o, en el peor de los casos, el muñeco no funcionaba.

Por eso nunca se grabó con público en vivo (como era la costumbre en esa época), sino con risas grabadas. Al terminar las jornadas todos terminaban exhaustos y llegó un punto en el que odiaban ir a trabajar. Aunque la serie les dio fama y reconocimiento, hace unos años algunos de los actores reconocieron que fue una pesadilla hacer los episodios.

 Max Wrigth murió el 26 de junio, a los 75 años.

En sus últimos años de su vida (murió en junio de 2019) Max Wright reconoció que odiaba a Alf, que entendía el fenómeno y la conexión con la audiencia en todo el mundo, pero que fue algo que destruyó su vida. Anne Schedeen también recordó que el exceso de trabajo, la llevó al punto de dejar la actuación definitivamente.

Pero la fórmula fue apagándose y la audiencia bajó, lo que llevó a terminar de manera abrupta la serie. Alf se despidió de la TV en un episodio en el que lograba contactarse con su novia Rhonda quien decide aterrizar en la Tierra y llevarlo de nuevo a casa.

Lo que sería un episodio emotivo para un cierre en alto de temporada se convirtió en el peor capítulo para los fieles a la serie. Alf estaba listo para irse, en un mar de lágrimas y chistes que se vieron interrumpidos por una poderosa luz que los iluminó. 

Sin embargo, ese momento fue empañado por la abrupta aparición de unos militares que secuestraban a Alf y lo llevaban a una base para hacerle experimentos.